MI ESTRELLA

Es un instrumento de evaluación procesual de actitudes y valores. Este nace a partir de la necesidad de saber cuál era el impacto de las distintas actividades de formación que implementamos en la conducta de las estudiantes.

Cada proyecto educativo tiene objetivos cuantitativos y otros cualitativos. De estos últimos, el saber cómo se está avanzando dependía, en la mayoría de los casos, de la “percepción” del profesor jefe respecto de su curso.

Como una de las principales cualidades de la evaluación es el de poder discriminar para individualizar los avances, era preciso crear un instrumento que proporcionara una información más ajustada y objetiva acerca de los logros en esta área. De esta forma se elaboraron rúbricas para definir cada actitud asociada a cada valor del PEI, acciones observables para poder calificar cada indicador con un Destacado, Logrado, Medianamente Logrado o Por Lograr.

Se realizan cuatro evaluaciones en el año. En ella participan el profesor jefe, el apoderado y la propia estudiante (autoevaluación). Luego de cada evaluación se hace una entrega pública de los resultados. El profesor jefe y parte del Equipo Directivo son los responsables de esta entrega, aportando comentarios positivos a cada una de las estudiantes para reforzar lo ya alcanzado o esforzarse un poco más para conseguir mejoras.

Una de estas entregas se realiza en la jornada educativa por nivel.

 

0