MENSAJE PASTORAL ANUAL

"Señor, dame de esa agua para que no sufra más sed"

"…Llegó Jesús a una ciudad de Samaría llamada Sicar. Allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, como se había fatigado del camino, estaba sentado junto al pozo. Era alrededor de la hora sexta. Llega una mujer de Samaría a sacar agua, Jesús le dice: "Dame de beber". Le dice la mujer samaritana: "¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy una mujer samaritana?" Jesús le respondió: "Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: ¿Dame de beber?, tú le habrías pedido a él, y él te habría dado agua viva”. Le dice la mujer: "Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo; ¿de dónde, pues, tienes esa agua viva? Jesús le respondió: "Todo el que beba de esta agua, volverá a tener sed, Pero el que beba del agua que yo le dé, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le dé se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna". Le dice la mujer: "Señor, dame de esa agua, para que no tenga más sed.” (Jn 4,5-15).

Al comenzar este 2016, como comunidad queremos invitarlos a sumarse a nuestra misión de continuar evangelizando por medio de la educación en  valores y conocimiento hemos decidido encomendarnos en el espíritu de estas palabras llenas de un significado directo y concreto para nosotros: La búsqueda de la saciedad espiritual a la que cada ser humano, cristiano o no, se ve enfrentado a lo largo de su vida. Queremos acompañar y acoger a nuestras estudiantes y apoderados en este caminar que nos permite compartir muchas instancias personales y comunitarias en esta experiencia del educar evangelizando.

Es Cristo resucitado quien nos invita a través de su palabra a convertirnos en cántaros y ser portadores de una buena noticia para que todos se sientan invitados al igual que la samaritana a saciar su sed. A desarrollarnos como fuentes vivas y compartir como escuela de Iglesia en todas las instancias que este Liceo proporciona.

Como Pastoral, queremos que nuestras estudiantes busquen a nuestro Señor por medio de distintas instancias como caminos, y para ello  disponemos de los sacramentos ,la confesión , las jornadas educativas ,las campaña y las misas de curso y los proyectos pastorales que reflejan la solidaridad en ellas. Así mismo, queremos seguir acompañando a nuestros apoderados por medio de la  pastoral de delegados, la participación en el instrumento mi estrella y la participación en todas las celebraciones litúrgicas que son parte de nuestro liceo.

 Queremos que este, sea un año en el que los obstáculos sean superados, y que los éxitos se conviertan en verdaderas instancias de orgullo familiar, semilla de los frutos del futuro. Les deseamos también que la palabra de nuestro señor los acompañe a través de estos momentos de la misma manera que en los instantes de dificultad.

Atentamente en el Señor,

Cynthia Araya Padilla
Directora de Pastoral

 

 

 

0